Chicharras en El Salvador en pleno julio.


Si has escuchado el canto de una chicharra en estos días, puede que no sea la única persona, los guardarrecursos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), también reportaron su canto y además su muda en las copas de los árboles.

Según informó esta institución, el nacimiento fuera de temporada de las chicharras podría deberse a la falta de lluvias y las altas temperaturas registradas en las últimas semanas.

El fenómeno se ha registrado sobre todo en las zonas con más déficit de lluvias, como la Barra de Santiago, en Ahuachapán y los Sitios Ramsar Laguna El Jocotal, en San Miguel.

Marvin Salinas, un entomólogo (que estudia los insectos) del MARN, señala que esto solo ocurre una vez en el año y en las condiciones características de verano. Los meses más calurosos en El Salvador generalmente son marzo y abril, los cuales coinciden con la cuaresma y Semana Santa. Por ello, se suele relacionar el cántico de las chicharras con ese período conmemorativo.

Las chicharras pasan bajo tierra y tardan entre 12 y 1 año en emerger a la superficie. Solo salen para reproducirse y morir, recoge el MARN.

“Definitivamente no es el tiempo de emerger”, afirmó el entomólogo Salinas, quien atribuye el fenómeno al calentamiento global a causa del cambio climático.

Tomado de LPG.

curiosidadesNacional

Deja un comentario